El árbol de Guanacaste

0
861

Miguel Fajardo Corea. Obra Perspectivas Muralísticas

          sobre la Historia de Liberia. Coope Ande.GUANACASTE

          NOTICIAS

 

Los campesinos labran la tierra de sol a sol, y descansan a la sombra del árbol de Guanacaste, el cual fue declarado Árbol Nacional y, por lo tanto, es símbolo nacional desde el 31 de  agosto de 1959, mediante Decreto No 7, durante la presidencia de Mario Echandi Jiménez (1958-1962). Respecto de este árbol, en la página electrónica del Instituto Nacional de Biodiversidad se puede leer lo siguiente:

“En el 2005 el INBio otorgó al árbol de Guanacaste, ubicado en el parque Héctor Zúñiga de Liberia, el Premio al Árbol Excepcional. El jurado basó su justificación en sus características naturales y su importancia para la comunidad; además, el árbol posee las siguientes características físicas: amplitud en su copa de 44 metros, 5,20 metros de circunferencia, 40 metros de sombra y 15 metros de altura. Su edad aproximadamente es de 75 años”  (INBio.ac.cr 2015,  párr.5).

Los campesinos guanacastecos son símbolo del esfuerzo por lograr un trabajo honesto que brinda su valioso aporte al progreso de la provincia. La tierra es generosa, pero debe trabajarse con denuedo para obtener sus frutos.  Las jornadas de sol a sol son una constante en el espacio regional.

A la fecha, el árbol premiado por el INBio en el 2005, ya cuenta con 85 años aproximadamente. En el poema “El cielo Quauhnacaztli”, Miguel Fajardo realiza un acercamiento poético sobre este árbol-territorio, que es el Guanacaste. Este poema alude al árbol localizado en barrio Condega:

 

“Tus hojas alcanzan la historia. El cielo Quauhnacaztli,

 

árbol de orejas con la verdad total,  sin entreguismos.

Tus cortezas guardan el grito Varguista de la Patria Regional. Gigante de libertad extendida como pararrayo centenario. Te plantás en media calle como emblema y desafío en el tiempo chorotega de las raíces contra el olvido.

Enterolobium cyclocarpum, pedestal en el tiempo de los trípodes para reconocer la geografía del árbol nación, del árbol territorio, del árbol chorotega contra las injusticias del llano.

Nos asimos de vos para sabernos vivos en esta pampa que  amarra los pies Amatecuauhuitlnacaztli, en el “Hallazgo conspirador” de tres gritos: -silencio, despertar y  esperanza-“.