Liberianos con impuestos deberán pagar torta de “Pipo” por ¢540 millones

1
2238

CANAL 5 GUANACASTE. A manera de resumen, el Juzgado de Trabajo del Primer Circuito Judicial de Guanacaste mediante sentencia firme No. 197-2012, hoy le reitera por medio de una firma de abogados privados al Concejo de Municipal, que la Municipalidad de Liberia deberá desde ya buscar 540 millones de colones por daños, costas y perjuicios en contra varios trabajadores municipales, presuntamente mal despedidos en la administración del ex alcalde Luis “Pipo” Castañeda.

Según se interpreta en esta sentencia judicial, el alcalde Pipo firmó con su “puño y letra” el despido masivo de varios trabajadores municipales, acto que tras un proceso judicial, se logró determinar que se hizo de forma irregular.

Regidores bravos

Hoy en sesión municipal, los regidores liberianos leyeron este oficio y expresaron. “Este señor que habla todos los días en su programa, entró como alcalde y comenzó a botar gente y el resultado es que lo hizo mal porque los juzgados ya han ordenado a  muchos de ellos, volver a sus trabajos y hoy la gente con sus impuestos debe pagar esta millonada”, dijo Félix Zúñiga.

Intervino su homólogo Miguel “Cuco” Morice: “hoy mucha gente se hará rica por malas decisiones administrativas y a costa de la Municipalidad de Liberia, don Julio Viales ahora nos debe explicar si va tomar responsabilidades con quienes cometieron estos graves errores”.

Juan Flores, el presidente  del Concejo Municipal manifestó que “todo esto es grave, todo por tomas malas decisiones con el hígado”.

Qué se hizo el ex alcalde “Pipo”

En la actualidad el maestro pensionado Luis Gerardo Castañeda Díaz, por su postura en su programa de televisión, estaría de nuevo aspirando a ocupar la alcaldía de Liberia. CANAL 5 GUANACASTE.

1 COMENTARIO

  1. Con base a esa resolución y sí la misma está en firme, deben desde ya demandar a ese ex alcalde para que pague y reintegre a la institución su mal acto e irresponsabilidad que como alcalde hizo. Claramente lo estipula la Ley General de Administración Pública, que el funcionario público de la institución que lleve a cabo una mala acción y comprometa la hacienda municipal en éste caso, debe pagar de su peculio el “horror” cometido.
    Todavía así, éste irresponsable pretende volver ocupar la alcaldía, sabedor que le quedó grande esa camisa y ni por asomo tiene la capacidad mental ni académica para administrar debidamente ese puesto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here