Los duendes que visitaron Sardinal

0
788

GUANACASTE NOTICIAS. Sucedió cuando la pequeña villa del actual sardinal se llamaba El Tamarindo. Una vecina anciana del río, conocida como doña Goyita, era de origen nicaragüense y dedicaba a su vida a la cría y engorde de chanchos que sacaba a vender a Siete Cueros. Ella vivía aislada, sin ver ni saludar a nadie. En una tarde oscura le visitaron los duendes para hacerle pagar sus  pecados. Sin saberlo, tras perseguir a un puerquito, ella se internó en el monte. Tras encontrarse de frente con unos maléficos duendes, estos le llenaron el cuerpo de pelos. Tras su fea apariencia, un cazador furtivo le disparó, cayó al suelo y murió. La gente que llegó a ver el cadáver, no podía creer como su cuerpo peludo retomaba el aspecto de doña Goyita. Pasó el tiempo y nadie volvió por la finca de la señora. Los duendes no se volvieron a ver en Sardinal.