“Luna liberiana”, Jesús Bonilla Chavarría

0
1374

Miguel Fajardo Corea. Obra Perspectivas Muralísticas sobre la Historia de Liberia. Coope Ande. GUANACASTE NOTICIAS

“Luna liberiana” es una canción del compositor Jesús Bonilla Chavarría (1911-1999), quien fue director de las bandas militares de Guanacaste y Alajuela. Es un bolero extraordinario; un himno espiritual enraizado en el alma de la luz y el amor, en el fogón estelar de un Guanacaste que piensa, existe y escribe. Escuchar esa pieza crea la hermosa sensación de una melodía forjada para la esplendente ruta de los corazones enamorados de la vida.

Una vez le preguntaron al maestro por qué “Luna Liberiana” había calado tanto, el compositor respondió: “Porque es una canción sencilla como el corazón de mi pueblo”. La Municipalidad lo declaró Himno de Liberia. El reconocimiento es meritorio, pero el pueblo le había conferido esa categoría desde 1958, cuando el cantante Manuel Chamorro la grabó con el trío “Los Ticos” para el disfrute de los espíritus sensitivos.

Jesús Bonilla  es uno de los nombres emblemáticos del talento musical guanacasteco.  Su repertorio incluye más de 300 composiciones. Sus temas revitalizaron ríos, paisajes, escenas, atardeceres, fiestas, lunas, costumbres y tradiciones, para fortalecer las raíces de los poblados y su gente. Su obra es un pasadizo honesto y necesario, para reconocer la proyección identitaria de Guanacaste.

Jesús Bonilla no usó batuta. No la consideró necesaria. Le bastaron sus manos extendidas hacia la melodía del alma. Ese detalle marcó su sello y le trajo envidias. En muchos lugares, alguien entona sus canciones, himnos, boleros, fantasías o valses. Es parte de su apreciable aportación artística contra fronteras o exclusiones.

El maestro Bonilla ejerció el magisterio, tanto en escuelas como en colegios costarricenses. Compuso 41 himnos, entre los que destaca el “Himno de la Anexión de Guanacaste”, que se canta en la provincia durante todo el mes de julio.

Jesús Bonilla seguirá cantando, pues su obra nació para quedarse en todas las sendas que llevan al corazón de la patria-espíritu, desde la melodía telúrica. Su legado artístico es abierto.

Miguel Fajardo y Fernando Gutiérrez publicaron el libro Jesús Bonilla… dimensiones, auspiciado por la Asociación para la Cultura de Liberia (2011: 242).

Jesús Bonilla Chavarría fue declarado “Hijo Benemérito de Guanacaste”, en 1990. Obtuvo el Premio Nacional de Cultura Popular Tradicional en 1999. El Conservatorio Municipal de Alajuela bautizó con su nombre la sala de recitales en el año 2000. Asimismo, en 2012, la Asociación para la Cultura de Liberia y la Municipalidad designó su nombre y el de su hermana, Lía Bonilla Chavarría, para una de las Salas de la Casa de Gobernación de Guanacaste.