Pese a un pésimo arbitraje, Liberia se coronó con honores campeón

0
427

liberia 1LAPROVINCIA.CR/ Pese a que el árbitro que debió impartir justicia en la cancha, no sólo se inventó 6 minutos de reposición, un penal a favor de los porteños que debió marcar como falta a favor de los liberianos y que además no señaló otro a favor de los coyotes…los guanacastecos una vez más levantaron la copa. Hoy Liberia no dormirá.

Minuto 91, en el parque Mario Cañas Ruíz de Liberia, el cura párroco del cantón izó una bandera en lo alto del campanario que decía Liberia Campeón, en segundos cayó el empate porteño, una comparsa que llegó a animar se cayó, las caras largas afloraron…sumado a esto el árbitro central otorgó 6 minutos de alargue…fueron los 360 segundos más sufridos en este campeonato.

Por fin, al árbitro no le quedó otra que levantar las manos y la familia liberiana se apoderó de todo el parque central, sonaron a más no poder las cornetas, las banderas se confundieron entre brincos, besos y abrazos…

Tras un primer tiempo sin sobre saltos, salvo dos buenas tapadas del meta aurinegro Douglas Forbis en el 16 y 40, el puerto lució sin ideas y sin la bola al pie para inquietar a los visitantes.

En la segunda mitad, el meta liberiano de nuevo apareció al minuto 5 y dijo “no señor, aquí no entra gol”. Fue al 9 cuando el hombre de negro debió pitar una falta en favor de los guanacastecos y contrario a ello, la señaló como penal porteño.

liberia 2Quien primero se le fue encima a reclamarle fue Kenneth “El Coco” García”, a quien de inmediato se le pintó de amarillo. La afición local enmudeció a unos mil liberianos que ocuparon el estadio local, pero apareció el hombre del partido, el santacruceño Forbis quien se guardó el balón bajo sus brazos largos.

Aquí comenzó otro partido. Justo en el 23, el juez no pitó un penal a favor de los coyotes liberianos tras un desborde que hizo Alex Martínez. Dos minutos después, los de la pampa adelantaron líneas y fue en el 27 cuando tras un centro de Wálter Chéves, se levantó por el cielo el vecino de barrio Nazareth René Miranda y la hundió de cabeza justo al palo.

Los porteños comenzaron a abandonar el barco…LIBERIA CAMPEÓN, un campeón gigante al que nadie le regaló nada… LAPROVINCIA.CR/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here